5 consejos para despedirte de tus hijos sin lágrimas

Algunos niños la pasan un poco mal (al principio, sobre todo) cuando mamá vuelve a trabajar. Con estos consejos les irá mejor en tu ausencia.

Tanto si vuelves al trabajo o al final de el postparto, como si se toma una excedencia, de uno a tres años, es normal que la madre se sienta culpable por separarse de su pequeño. Cuando te asalten estos pensamientos, recuerda  que ejercer una profesión (la tuya, ganada a base de esfuerzo y desvelos) no es una condena al abandono familiar y un trauma para los niños. Al contrario, tienes la oportunidad de enseñar a tus hijos e hijas que eres una mujer que puede y hacer valer su profesión. Si el niño lleva mal tu ausencia, la solución no pasa por dejar de trabajar si lo que deseas es seguir haciéndolo o no puedes hacer otra cosa por necesidad, sino por comprender sus motivos y explicarle los tuyos.

Cómo decir adiós
•Prepara su comida la noche anterior, o la merienda, hará que estés un poquito más presentes durante la jornada.
Sonríe cuando te despidas: nada de caras tristes o de preocupación.

•Dale un beso muy grande y dile “pásalo genial” en vez de “no me eches mucho de menos” o “pórtate bien”.
•No demores la despedida: andar entrando y saliendo sólo empeorará la situación. Si dices adiós, debés irte. Si tu hijo se queda muy mal, justo antes de marcharse prométele que llamarás cuando llegues al trabajo (o antes de meterte en el auto) para comprobar que ya está jugando (y lo haces, claro).
•Utiliza la tecnología: llamar para ver cómo va todo está muy bien pero, ¿por qué no grabar una canción y enviarla? ¿O un vídeo?. Será mucho más divertido y tardarás lo mismo. Y él (con ayuda de la persona que le esté cuidando) puede hacer lo mismo.

No es nada facil, yo lo viví con mi primera hija, pero poco a poco supere el no sentirme culpable y ella se acostumbro al igual que sus hermanos, que mami trabaja fuera de casa pero siempre vuelve. Suerte mamis lindas.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa