6 Problemas de sueño Infantil

¿No puede dormir seguido? Los niños también presentan ciertas dificultades para poder conciliar el sueño. Muchas veces se deben a cambios en sus rutinas o cosas nuevas en sus vidas, como la llegada de un hermano, el cambio de casa, la muerte de un familiar o hasta de su mascota. Toma nota de las más comunes y no dudes en ir con su pediatra si persisten.

  1. Parasomnias. Episodios breves o parciales de despertar pero que realmente no representan una interrupción importante. Su frecuencia es variable y la edad de mayor incidencia está entre los tres y los seis años
  2. Sonambulismo. Es la repetición durante el sueño de conductas aprendidas en los periodos de vigilia. Afecta entre el 1 y 15% de la población infantil. No se le debe despertar nunca, sólo hablarle con frases cortas para conducirlo a la cama
  3. Terrores nocturnos. Suceden durante la primera mitad de la noche en fase de sueño profundo. Se caracterizan por gritos, llanto brusco e inesperado, miedo intenso y sudor frío. Aparecen alrededor de los dos o tres años, con un pico máximo entre los seis y doce
  4. Pesadillas. Ocurren en la segunda mitad de la noche, durante la fase REM y el niño explica claramente qué es lo que soñó y le despertó. A medida que disminuye la ansiedad diurna, los episodios también tanto en intensidad como en frecuencia
  5. Bruxismo. Conocido como “rechinar de dientes” y se produce por una contracción excesiva de los maxilares que da lugar a un ruido que ni siquiera lo despierta. Si la contractura es muy intensa puede provocar alteraciones dentales y suele ser un síntoma de tensión
  6. Somniloquia. Es el típico “hablar dormido”. Este fenómeno es muy frecuente e inofensivo y se presenta de madrugada. Varía en intensidad y no entraña alguna patología específica

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa