A tomar fotos como una profesional!

Se acabaron los pretextos para conservar recuerdos borrosos o mal iluminados. Si quieres tomar fotografías de gran calidad, no tienes que asistir a un curso: ¡aquí te damos los trucos infalibles!

1. Lee el manual

Intuir cómo funciona la cámara no es opción para conocer todas sus posibilidades. Por ejemplo, las imágenes que son tomadas fuera del alcance máximo del flash, salen muy oscuras. En la mayoría de los dispositivos, éste es de tres metros o cuatro pasos aproximadamente.

2. Cuida la luz

Una buena toma tiene necesariamente buena iluminación. Para retratos, opta por la que es suave como la de los días nublados y evita la del mediodía que cae sobre la cabeza y produce sombras en las caras. Un buen tip: el sol siempre a espaldas al fotógrafo, no enfrente. Si los paisajes son lo tuyo, utiliza la del amanecer o atardecer.

3. Ponte al nivel

Sostén la cámara al nivel de los ojos de tu objetivo para captar la fuerza de la mirada o la sonrisa irresistible de tu hijo. ¡Agáchate cuando de niños se trate! No es preciso que miren directamente a la cámara, pues ese ángulo creará por sí mismo un aspecto íntimo muy atractivo.

4. Fondos limpios

Antes de tomarla, revisa qué hay detrás de los sujetos de tu encuadre. Descarta un fondo con arbustos o cables. Recuerda que uno liso resaltará a las personas, mientras que uno caótico distraerá las miradas. Para fotos con flash aléjate de ventanas, espejos y paredes brillantes.

5. Flash

¿Qué pasa si no lo usamos en lugares exteriores? Simple: el lado sombreado de la escena aparecerá oscuro; pero si lo utilizas en sitios soleados, quitarás las sombras en las caras u objetos. Para evitar los ojos rojos o ámbar, pídeles que no miren directamente a tu dispositivo o tómala con un encuadre lateral o superior para que la reflexión sea menor.

6. Antes de disparar

La mayoría de las cámaras digitales enfocan lo que se encuentra en el centro. Si el sujeto está alejado de este punto, enfoca antes de disparar y logra nitidez. ¿Cómo?  Oprime el disparador hasta la mitad, vuelve a encuadrar sin dejar de presionar, verifica que el resultado sea el que deseas y dispara completamente para capturar.

7. En movimiento

Cuando se muevan mucho, utiliza el modo de disparo continuo con el que podrás hacer varias tomas seguidas. Te recomendamos colocar la cámara en modo automático, verificando que la velocidad mínima sea de 1/90 para objetos estáticos y de 1/500 en adelante para personas u objetos en movimiento.

8. Relájate

Los bebés y niños son difíciles de fotografiar porque quieren hacer todo menos quedarse quietos; por eso no esperes que posen para ti. Para obtener buenos recuerdos, la regla de oro es que hacerlos reír y divertirse.

Tranquilízate y no te tomes tan en serio eso de lograr forzosamente la toma planeada; con ellos hay que abrirse a cualquier cambio. Dales objetos que los distraigan y entretengan de tal manera que pierdan de vista tu presencia y el momento sea natural. Usa el zoom in para que “te acerques de lejos” y no invadas su espacio. ¡Disfrútalo!

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa