Acciones que dicen no eres inteligente emocionalmente

“La inteligencia emocional representa el 80 por ciento del éxito en la vida”
Las mujeres que desarrollan su inteligencia emocional suelen ser más exitosas en todos los campos de la vida y también suelen ser más felices.

Por el contrario, por más inteligente que seas, es decir, por más alto IQ que tengas y seas una genio en resolver problemas matemáticos, si no tienes inteligencia emocional no serás feliz y terminarás como una mujer muy frustrada.

“La inteligencia emocional representa el 80 por ciento del éxito en la vida”.

Para ser inteligente no tienes que ser una mujer que nunca se equivoca ni tampoco la más simpática del mundo.

Ser inteligente emocionalmente tiene que ver con el autocontrol y la confianza en ti misma. Son actitudes que se cultivan desde el interior y se reflejan en el exterior.

La mayoría de las personas expresan algunos rasgos de inteligencia emocional, y esto no tiene que ver con la posición social, nivel de educación o éxito que tengan.

A continuación te dejo algunos de los rasgos más comunes que denotan falta de inteligencia emocional:

Estresarte cuando alguien no entiende lo que le explicas.

Hay personas que se tensan mucho cuando alguien no entiende a la primera lo que se le explica y terminan culpando a la otra persona por no entender.

Y con frases como “Cualquiera entiende esto” denigran a la otra persona y pasan de una situación tensa a una agresión.

Con este rasgo la persona denota ser muy rígida y egocéntrica. Tanto que no se dan cuenta que son ellos los que no saben que las personas entendemos diferente y que si alguien no entiende de la manera que él explica no es porque sea tonta o retrasada mental.

Además, tal vez la forma que explica tampoco sea la más adecuada. Este tipo de situaciones terminan haciendo mal a todos.

Burlarte de los demás pensando que deben aguantar.

Es muy común encontrar personas con un IQ alto que tienen una gran agilidad mental y que les gusta reírse de las demás personas.

Desde su punto de vista aquellos que no aguantan sus bromas son unos “amargados”. No se dan cuenta que ofenden o que simplemente las otras personas son diferentes a ellos y no tienen por qué dejar que se burlen de ellas.

Negarte a considerar opciones diferentes.

Generalmente las personas que carecen de inteligencia emocional no admiten la opinión de los demás, pues desde su muy particular punto de vista están bien y tienen la razón.

No se dan cuenta que cada persona toma sus propias decisiones de acuerdo a la educación que ha recibido, al contexto en el que ha crecido y a su propia personalidad.

Cada uno vemos el mundo diferente y escuchar las opciones de los demás nutre y enriquece cualquier decisión que tome.
Cuando una persona convierte en coraza su sistema de creencias lo que denota es una neurosis no resuelta y cualquier opinión contraria es vista como una amenaza.

Culpar a los demás de las dificultades. Las personas que no son inteligentes emocionalmente no asumen la responsabilidad de sus acciones.

En este caso se trata de un rezago de inseguridad infantil, piensa que al cometerse un error hay que buscar al culpable en vez de buscar soluciones.

Al momento de tener una mayor inteligencia emocional el error se ve como algo normal que si lo asimila bien puede ser una experiencia que le permite crecer.

Renegar de tu trabajo. Una gran cantidad de tiempo pasamos en el trabajo. Es por eso que si pasamos tantas horas dedicadas a él, haríamos mal si sólo lo vemos como una carga.

Si por alguna razón nos damos cuenta que el trabajo que realizamos nos molesta y no nos sentimos a gusto con él, no hay razón para quedarse allí.

La inteligencia emocional, aunque nos cueste mucho trabajo, es algo que se puede desarrollar. Si queremos vivir felices y ser personas triunfadoras debemos esforzarnos en incrementar la inteligencia emocional con la que enfrentamos todas nuestras acciones.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa