Aprendiendo a Hablar

La estimulación del lenguaje oral, además de adecuado para el desarrollo de los niños puede ser un plan infalible para pasar una tarde divertidísima. 

 

Cuando los niños pequeños empiezan con la educación infantil los padres muestran un especial interés en que aprendan a leer a la mayor brevedad. Sin embargo, igual que para empezar a correr primero hay que saber caminar, antes de leer también es imprescindible saber hablar. A todos nos encantan estas fantásticas palabras que inventan lo niños cuando no saben cómo se llama algo, igual que esas pronunciaciones imposibles.

Aprender a hablar correctamente y contar con un amplio vocabulario no tiene que ver con cuestiones eruditas, sino con la capacidad de comunicarse y de expresar sus propios sentimientos y necesidades. Además, que los niños sepan explicarse ayuda a evitar las temidas rabietas, que son, en la mayoría de los casos, fruto de la incapacidad para comunicarse de los pequeños.

Favorecer la estimulación del lenguaje oral puede resultar interesante para que aprendan a expresarse y se puede conseguir siguiendo sencillas pautas:

1. Hable correctamente, no imite a su bebé a la hora de hablar, si no, pensará que esa es la forma correcta de hacerlo.

2. Paciencia: Los niños no hablan bien desde el primer día y no debe pretenderlo. Por eso es importante no exigirle un esfuerzo que no sea capaz de realizar ya que en ese caso el niño puede sentirse impotente y renunciar a seguir intentarlo.

3. Refuerzo positivo: felicite al pequeño cada vez que alcance un nuevo logro, cuando utilice palabras nuevas o vocalice fonemas que le hayan resultado complejos.

4. Los niños aprenden interactuando con su entorno. La emoción es el principal ancla para el aprendizaje, así que los juegos y las conversaciones familiares son ideales, siempre utilizando un lenguaje adecuado a su edad.

5. Crear la necesidad: Si el niño se acostumbra a señalar con el dedo para pedir algo o a llorar cuando está incómodo seguirá haciéndolo. Cuando son bebés es su único modo de comunicación, pero con el paso del tiempo hay que crearle la necesidad de hablar y para ello lo mejor es explicarle que si quiere algo ha de pedirlo correctamente.  Y aunque es muy posible que haya que recordárselo mil veces antes de que el niño lo haga de forma natural al final todo llega.

Ejercicios específicos

También se pueden hacer ejercicios concretos para para favorecer la coordinación, fuerza y agilidad necesarias para una correcta pronunciación como la succionar, masticar, deglutir o soplar. De hecho, se comprueba que los bebés que tienen facilidad para comer y tragar, suelen hablar con buena pronunciación dado que es una muestra del adecuado control de la lengua y de la boca.

Se puede pasar un rato estupendo haciendo ejercicios  a modo de juegos como muecas frente al espejo o burbujas en un vaso de agua.

En familia frente al espejo: sacar la lengua arriba y abajo y de derecha a izquierda con la boca abierta y con la boca cerrada. Doblar la punta de la lengua con ayuda de los dientes superiores, rodear la boca con la lengua por fuera y por dentro, masticar despacio y rápido, inflar las mejillas con aire, hacer muecas y hacer pedorretas. Seguro que pasáis un rato muy divertido.

También puedess jugar a soplar velas, apagando algunas que estén lejos o soplando suave para que no se apaguen cuando estén cerca. Otro juego divertido es hacer pompas de jabón o burbujas en un vaso con agua, una gota de jabón y un pitillo o sorbete. Y para terminar a lo grande, besos a millar. 

Cuentos

Leer cuentos a los niños es, además de divertido y afectuoso una actividad que le ayuda a ampliar su vocabulario. Lo ideal es empezar con cuentos breves, con frases sencillas y grandes ilustraciones. Incluso se puede contar cuentos inventados siguiendo imágenes, haciendo cada uno una parte de la historia.

También es muy interesante aprender canciones, poemas y trabalenguas. En definitiva, estimular el lenguaje de los niños se convierte en un juego y en una actividad familiar divertida y repleta de risas para todos.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa