¡Blanquea tus Dientes en el Hogar!

Aunque los profesionales de la salud recomiendan asistir al odontólogo para hacer limpiezas y blanquear sus dientes sin sustancias tan abrasivas, existen recetas que puede hacer en su hogar para conseguir una sonrisa hollywoodense.

¿A quién no le gustaría tener los dientes blancos y perfectos? A todos. Por algo los tratamientos dentales, bien por estética o por salud, son muy demandados y también son muy costosos.

Sin embargo, hay pruebas que productos caseros ayudan a eliminar los residuos del té, del café y del tabaco, gracias a acciones químicas y físicas que se ejercen sobre el diente. A continuación, las recetas caseras que han resultado positivas y que ayudan a obtener una dentadura más clara,

Fresas: De acuerdo a la publicación Daily Mail en el espacio dedicado a la salud y la belleza, las fresas maduras son ideales para limpiar los dientes y blanquearlos. Lo que requiere es una fresa madura y fuerte, que pueda aguantar el roce. Luego, se debe pasar el fruto (limpio) por la dentadura como si fuese un cepillo dental. Según el doctor Uchenna Okoye de Londres, la fresa contiene ácido crítico y málico que consiguen dar una apariencia más blanca al diente y eliminan residuos de color que han estado sobre la superficie del órgano. Puede repetirse, una vez al día, durante cinco días.

Bicarbonato de sodio: Este abrasivo suave es una de las recomendaciones serias de profesionales vinculados al blanquimiento dental pero su uso debe ser con moderación. Solo debe mezclarse una cucharadita de bicarbonato con agua (algunos recomiendas agua oxigenada de uso médico) de forma que quede una pasta medianamente gruesa. Luego proceda a cepillarse como lo haría normalmente. Trate de no alcanzar las encías con el producto porque podría resultar irritante. Igualmente, y por prevenir desgaste en el esmalte, únicamente puede prolongar el cepillado por dos minutos. Después enjuague con agua limpia y remate con un enjuague dental.

Este procedimiento debería rehacerse cada dos días (solo una vez por jornada) por un lapso de dos semanas al día. Irá notando los cambios de manera progresiva. Después de estas dos semanas el método de blanqueamiento debe realizarse únicamente una vez por semana.

Concha de cambur: Este producto tiene amantes y detractores. Existe controversia entre algunos odontólogos norteamericanos y consumidores de productos naturales. Los primeros señalan que la piel de la banana no genera ninguna diferencia en el color de la dentadura porque no es nada abrasivo como para retirar las capas de color dejadas por el té o el café; los segundos expresan que para conseguir la dentadura anhelada hay que ser constantes y administrar la concha del cambur en repetidas ocasiones.

El procedimiento es el siguiente: tome un cambur y lave el exterior para evitar que cualquier químico o sucio esté adherido y pueda causar problemas. Luego, saque una tira de piel del cambur y frote con la parte interna sus dientes, previamente cepillados. Mantenga una “sonrisa” retirando los labios durante cinco a diez minutos (mientras más tiempo sostenga la mueca, mejor) y luego limpie normalmente. Hágalo solo una vez al día durante un mes.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa