Cada quien con su tipo de amor|@Sexologiayparejas

Si el deseo tiene efectos mágicos sobre los ojos de quien mira, el amor seduce, se instala e inspira los comienzos, las soledades e ilusiones.

Y es que hablar de amor es relativo. Cada quien lo siente al modo que ha aprendido y ha permitido conocer.

Hay muchas variantes y personalidades que pueden insistir en creer un poco  mas o alejarlo. Lo cierto, es que el amor es mas que un sentimiento, es el vinculo emocional que nos ayuda a expresar nuestro ser interno y el alma que desborda, aun en buenos y malos momentos.

Cada quien es dueño de sus pasiones y la inspiración mayor, que sin duda, es el amor.

Para su plena existencia, es necesario combinarlo con la armonía y el equilibrio que hace que la paciencia se desarrolle amablemente.

Cuando se rompe ese vínculo el desamor aparece para hacer sentir lamentos y desolaciones, pero el 14 de febrero, es un día festivo para recordarlo y enaltecerlo.

Cada detalle es importante para construirlo y obedecerle a la fidelidad de que siga existiendo. El amor…., ese mismo que no conoce de fronteras ni idiomas, sobrepasa los límites y siempre tiene buenas historias.

Quizás el amor en la infancia es maternizado y dependiente, firme en valores y poco arrogante, pues en la pubertad, con un toque de rebeldía, le damos forma a idilios en nuevas personas y escenarios, para comprometernos en la adultez; con el sentimiento que creemos nos dará luz y plenitud a la familia creada. Sin embargo, llega esa época más allá de la adultez, donde a la par de los anos, la soledad se hace cuesta arriba. Pero esta vez, la sabiduría; inunda placer y compromiso para enseñar nuevos senderos de entrega, constancia y dedicación a cada generación.

Por esto y más cada 14 de febrero, los detalles brindan y se juntan para manifestar que simplemente las posibilidades de saborear el  amor, son posibles.

Uno de los amores más representativos es el de pareja, pues nutre la familia y se alimenta de detalles para que su prosperidad y madurez se prolongue. Es por ello, debemos:

– Crear canales satisfactorios para una comunicación asertiva.

– Respetar diferencias y similitudes.

– Celebrar logros y apoyar desaciertos.

– Establecer horarios para compartir en familia y en pareja, tenga el empleo u ocupación que tenga.

– Proyectarse a futuro.

– Desarrollar y cumplir metas en común.

– Considerarse que ambos son líderes en una relación, sin pretender ganen batallas o razones.

– Conservar la libertad individual y el espacio de cada personalidad.

– Escuchar el mejor idioma y código posible, antes de reaccionar impulsivamente.

– Sentir entusiasmo por lograr ser la alegría de compartir juntos, o al menos procurarlo.

– Evitar predisponer, suponer, conformar, ser indiferente y asegurar que usted ya conoce totalmente a su pareja, pasen los años que pasen.

– Consolidarse como un equipo fuerte digno de confianza, placer y amor.

– Demostrar que la amistad es posible porque destruye miedos y favorece cercanía incondicional.

-Reconocer nuestras dudas para eliminar obstáculos que puedan perjudicar la confianza.

– Pedir ayuda cuando es necesario, pues es un acto de amor a sí mismo.

Todos estos ítems valoran la relación de pareja a un nivel satisfactorio, así que recuerda que carecer de amor es darle fuerza al miedo y al conformismo de no superarse,

Definitivamente enamorarse es avanzar la forma del amor que sueñas, pues vivir el amor en estos tiempos, es vivir con una actitud positiva llena de buena autoestima, energía y perseverancia a través de nuestros padres, hijos, hermanos, familia, conocidos y por supuesto, el ideal que consideremos como el amor de nuestra vida.

Psic. Eliet Rojas Baptista

@Sexologiayparejas

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa