Cómo enseñarles a mis hijos los modales a la hora de comer

 

Las normas se deben ir introduciendo según la edad, ya que lo ideal es empezar y terminar la comida todos juntos pero en ocasiones los más pequeños de la casa no tienen la paciencia suficiente como para estar todo el rato sentados por lo que pueden necesitar un poco más detiempo para ello. Se puede adaptar el tiempo de la comida a los más pequeños o simplemente dejar que ellos se puedan levantar un poco antes de la mesa.

Los niños aprenden con el ejemplo, por ello imitan el comportamiento de los más mayores. Lo que vean es lo que van a aprender. Si los adultos son un buen ejemplo, lo más seguro es que el niño aprenda más deprisa.

Hay que ser consecuente y conservar la serenidad y la paciencia. Por mucho que se intente inculcar buenos modales en la mesa, se pueden repetir escenas en la que los niños mastiquen haciendo ruido, por ello es importante mantener la calma e insistir en el tema sin perder la calma.

La repetición de como una persona debe comportarse en una mesa puede ser cargante para los niños y la insistencia puede llegar a empeorar el ambiente. Pero de igual manera que se insiste cuando los modales en la mesa no se cumplen, es importante reconocer el esfuerzo y el mérito del niño cuando lo hace bien. Agradecerán las palabras y con ello estará más dispuesto a esforzarse.

 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa