¿Cómo saber si es el momento de tener una mascota?

Adquirir una mascota puede ser divertido y hacer sentir bien a tu hijo; sin embargo, antes de tomar una decisión es importante que tomes en cuenta que una mascota es una responsabilidad para toda la vida.

Para disfrutar esta nueva aventura, piensa qué tipo mascota es la ideal para tu familia, considerando el estilo de vida, lugar de residencia, actividades y horarios familiares, presupuesto, aseo, miedos, ruidos, alergias y gustos personales. La elección de la mascota que se integrará debe ser un proyecto familiar. Involucra a tu hijo en el proceso de selección, ya que puede ser educativo y divertido para él.

No aceptes una responsabilidad para la que tú y tu familia no estén preparados. Cuando se termina la mágia, las mascotas que son seleccionadas por impulso, “para los niños” o como un regalo de cumpleaños, terminan siendo una carga para la familia y en el completo abandono. Muchos de los animales en situación de calle pertenecieron alguna vez a personas que se “enamoraron” de ellos y que luego cambiaron de forma de pensar o simplemente se aburrieron de la responsabilidad que implican. Adoptar a una mascota con cariño y entusiasmo para después abandonarla o incluso sacrificarla por que causa muchos “problemas”, es fomentar en tu hijo la incongruencia de valores y la irresponsabilidad.

Al adoptar un animalito, cualquiera que éste sea, debes comprometerte a darle los cuidados y la atención que requiere, siendo realista y teniendo en cuenta que tu hijo muchas veces puede olvidarlo.

Antes de decir sí, responde las siguientes preguntas:

  • Si vives en departamento, ¿en tu edificio permiten tener mascotas? ¿De qué tipo?
  • ¿Cuánto dinero podrías dedicarle a la mascota del presupuesto familiar?
  • ¿Alguien en la casa sufre de alergias?
  • ¿Cuánto tiempo al día podrás dedicarle?
  • ¿Qué tanto espacio hay en casa?

Antes de aceptar tener una mascota:

  • Platica con tu hijo sobre la razón por la que quiere tener una mascota en casa
  • Explícale la responsabilidad que esto implica
  • Déjale muy claro que no se trata de un juguete más, sino de un ser vivo que necesita muchos cuidados.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa