¿Cómo trabajar en casa con niños?

¿Cómo trabajar en casa con niños?

El principal inconveniente que tenemos de trabajar en casa con niños son las interrupciones. Los hijos no son como el smartphone, no los podemos poner en silencio. Cuando reclaman nuestra atención más vale que procuremos atenderlos, ya que por lo general no suele ir a mejor y al final puede acabar en llantos, rabietas, etc. donde tardaremos más en calmarlos de lo que hubiéramos hecho en un principio, sobre todo cuando son bebés, cuando son mayores nos podemos permitir el lujo de razonar con ellos y convencerlos.

La flexibilidad en el trabajo es fundamental cuando trabajas en casa con niños. Siempre van a surgir inconvenientes, imprevistos, enfermedades, compromisos sociales de los niños que hacen que tu tiempo de trabajo se vea reducido. Tienes que saber adaptarte a las circunstancias y ser capaz de encontrar el mejor momento para hacer cada tarea. Asume que no tienes horarios definidos, tienes que ser capaz de trabajar lo mismo después de cenar que levantarte, de puntillas y conteniendo la respiración para que no se despierten.

Esto no significa que no podamos trabajar mientras tenemos a los niños en casa, pero tenemos que tomárnoslo como un tiempo extra no como una obligación. Así que más te vale trabajar concentrado y entrar rápidamente en el estado de flujo de máxima productividad. Tienes que maximizar este periodo de tiempo en el que tu hijo está entretenido. Esto hace que muchas veces puedas trabajar mientras están haciendo una actividad extraescolar, sin ningún problema. Aprendes a concentrarte y trabajar en cualquier lugar sin mayores inconvenientes.

Por último, una cuestión que me ha funcionado muy bien es dividir las tareas entre tareas productivas y las que no lo son. Responder un correo electrónico lo podemos hacer en cualquier momento, la organización del trabajo para el día siguiente, redes sociales profesionales, etc. son tareas que podemos hacer aunque nos interrumpan constantemente. Aquí depende de cuál es nuestra actividad, pero no todo lo que hacemos requiere el máximo de concentración.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa