Cosas que debes considerar antes de tener un hijo

Una de las decisiones más importantes de nuestra vida es tener o no hijos. Por supuesto que hay muchas razones para convertirse en padres, pero sin duda una de las más importantes es porque ambos lo desean y están dispuestos a afrontar todas las responsabilidades de tener un bebé.

1. ¿Cómo es tu relación?
Este punto es básico. Analizar tu relación de pareja para tomar esta decisión es muy importante, pues tanto tú como ella o él serán los padres de ese bebé para toda la vida. Además en sus manos estará el ambiente ideal para que se desarrolle como debe: crecerá mejor en uno lleno de amor.
Nunca creas que embarazarte puede “salvar” su relación si ésta va mal; al contrario, puede traer aún más problemas. Sólo cuando tienes una fuerte o estable, tener hijos es buena idea.

2. Edad y salud
Ahora es muy común que las parejas decidan tener un bebé pasados los 30 e incluso después de los 40. Si es tu caso, platícalo con tu médico para que te de el tratamiento adecuado según tu historial médico y el de tu pareja. Si estás en los 20 o principios de los 30 considera hacerte un check up y también asistir con tu ginecólogo para que te diga que todo va bien y tu embarazo sea placentero.
Recuerda que también la salud de los hombres es indispensable para tener un hijo sano.

3. Situación financiera
Quizás pienses que “donde comen dos comen tres” y que un hijo será motivo para que trabajes más y les vaya mejor. Sin embargo, debes en verdad asegurarte que tus finanzas van bien, pues tener un bebé requiere de dinero no sólo sus primeros años, al menos los 18 restantes su hijo dependerá de ustedes. Asegúrate de poder cubrir gastos fijos como pañales, visitas médicas, alimentación, vestido, educación y diversión. Haz junto con tu pareja un plan financiero.

4. Estilo de vida
¿Qué tipo de vida llevan tú y tu pareja? Si todavía no están listos para dejar (al menos un tiempo) las fiestas y otras actividades sociales, quizás tener un hijo en este momento no sea indicado para ustedes. Una vez que su bebé haya nacido, tendrán que cambiar algunos hábitos y dedicarse al 100% a él. Aún cuando tengas a tus papás o una niñera que les ayude a cuidarlo, su hijo los  necesitará 24/7/365.

5. Trabajo
Está claro que hoy en día es más fácil tener un hijo y no descuidarlo ni a él ni a tu vida profesional, pero a veces los tiempos y actividades de la oficina no son 100% compatibles con tener un bebé. Considera cosas como horarios, viajes constantes, permisos e incluso la distancia de tu casa al trabajo.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa