¿Cuándo llevarlo a la guardería?

La respuesta más común es cuando necesites volver al trabajo y no cuentes con otra alternativa segura para su cuidado. Los educadores profesionales están capacitados para hacerse cargo tanto de un bebé como de un niño de dos o tres años y no te preocupes, no es imperativo que hable, camine, coma o vaya al baño solo; ellos le enseñarán a lograrlo.

Ayúdalo a adaptarse

Es normal que proteste y llore pues no posee los esquemas cognitivos para concluir que la separación es temporal y por eso la vive como una pérdida terrible. Facilítale el proceso de transición y:

  • Llévalo varias veces antes para que ubique el lugar
  • Platícale de los juegos y actividades con los que se divertirá
  •  Dale algún objeto personal como su cobija o juguete preferido
  • Procura ser tú quien lo lleve y recoja
  • Despídete rápido y evita transmitirle angustia o tristeza
  • Pasa tiempo de calidad con él ¿Es mejor postergar? Los bebés entre siete y nueve meses  aceptan mejor el cambio de rutina que los mayores, pero todos al cabo de unos días o unas  semanas se acostumbran; sin embargo evita inscribirlo cuando:
    -Esté aprendiendo a dejar el pañal o en la etapa de destete
    -Estés embarazada o recientemente haya nacido su hermano
    -Se estén cambiando de casa o viviendo un divorcio

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa