Disfrutar del silencio

Después de haberme hecho Madre aprendí a valorar el SILENCIO, y así mismo se los enseñe a mis hijos mayores a dejarme disfrutar del silencio. Sabri y Sebas saben que solo con un comando que yo emito diciéndoles “quiero disfrutar del silencio” ya ellos entiende que hay que dejar de gritar y respetar el sueño de Mamá… Eso me costo unos cuantos años de enseñanza y explicaciones pero ahora que son adolescentes ellos me dicen a mi que necesitan disfrutar el desaparecido silencio en nuestra casa desde que llegó la beba y es comprensible. pero es que el amor que sentimos por ese bebé que tenemos en casa no podría ser más grande, pero cuando finalmente cierra los ojos y duerme plácidamente, inevitablemente sentimos alivio. Es que los momentos 100% para nosotras son pocos, y cuando llegan, los disfrutamos al máximo. Cuando do la beba se duerme mis hijos hacen el menor ruido posible y todos disfrutamos de ese momento, pero en la mayoría de los casos YO pierdo el tiempo… Por que?

La miro
¿No es maravilloso entrar a la habitación de nuestros hijos, sólo para contemplarlos mientras duermen? Vemos cómo suben y bajan sus pancitas, esa boca entreabierta, los párpados que se mueven… ¡Es hipnótico! Además, es en esos momentos que nos damos cuenta de cuánto han crecido.

La sostengo en brazos, soy mamá colchón

Nos fascina sentir el peso de sus cuerpos dormidos en nuestros brazos. Respiramos junto a ellos, los acariciamos, sentimos su aroma… Sabemos que no serán pequeños para siempre, así que el momento para disfrutar de este contacto físico es ahora.

Le tomo fotos y vídeo
Los bebés que duermen son modelos perfectos para fotografiar. Lo mejor es hacerlo durante la siesta porque la luz es mejor. Además, por la noche, el flash puede despertarlos. ¿Quién no ha tomado una foto o video de su pequeño en pleno descanso?.

Duermo con ella

No es algo que hagamos a propósito. Muchas veces, simplemente sucede, especialmente durante la lactancia. Sin duda, es una de las experiencias más bellas de la maternidad.

Me relajo y tomo té

Aunque la lista de tareas pendientes sea extensa, nada mejor que usar el tiempo de la siesta del bebé para relajarnos. Una taza de té, un libro, un episodio de esa serie tan postergada… El silencio es perfecto para disfrutar a solas y recuperar un poco de aquellos que disfrutábamos antes de ser madres.
¿Qué hacen mientras sus hijos duermen? Compartan sus experiencias en los comentarios.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa