Enséñales a ser agradecidos

 

Conforme tu hijo crece, es muy posible que te inquiete la idea de cómo inculcarle esta práctica porque, como adulto, entiendes los beneficios que esto conlleva al menos a nivel social, pero tenemos nuevas noticias de enseñarle a tu hijo a ser agradecido.

Durante la última década, las neurociencias han demostrado que la gratitud es una de las emociones más valiosas que se pueden sentir y expresar, enseñando a tu hijo a ser agradecido harás que sea un niño grato de saludar, hablar y cuidar, pero también están estos beneficios:

-Son más saludables: Estos niños tienen menor riesgo de contraer enfermedades porque su sistema inmunológico es más fuerte.

 

-Son Más felices y optimistas: Esto ocurre porque al agradecer lo que ocurre en la vida, se sienten más satisfechos.

 

-Construyen vínculos profundos: Las relaciones con sus amigos y familia son más estables, y, en general, actúan con mayor generosidad y compasión hacia los otros.

Es importante que sepas que para que tu hijo obtenga los beneficios de ser agradecido, esto debe ser una práctica de su día a día. ¿Por qué? La gratitud se va desarrollando a medida que va creciendo, por eso es más fácil ver niños mayores que actúan con gratitud, en comparación con pequeños.

 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa