¿Eres una esposa con síndrome de Wendy

 

¿Has escuchado hablar del síndrome o complejo de Peter Pan? Todas sabemos que Peter Pan representa a un hombre que no quiere crecer y prefiere seguir siendo un niño, se interpreta que con ello evita las responsabilidades de la madurez. Actualmente, el Síndrome de Peter Pan se ha convertido en un término psiquiátrico utilizado para describir a un adulto temeroso de las obligaciones y compromisos, que se niega a actuar de acuerdo a su edad y busca una mamá que lo cuide. Y es ahí donde entra en acción Wendy Darling.

En el libro ella se comporta como una madre y llega a repetir frases que su mamá le decía como: “Dios mío, a veces pienso que las solteras son de envidiar”.

Lo Cierto es que muchas conocemos a ese hombre que no quiere madurar y a quien le cuesta trabajo tomar decisiones, aceptar responsabilidades, casarse o querer ser padre.

Así que si eres de esas esposas que le soluciona la vida a sus esposos, recoge la ropa que deja tirada, el plato que dejó sucio, y en lugar de parecer esposos, pareces su mamá o niñera, déjame decirte ¡Que tienes el síndrome de Wendy y tienes que parar!

Empieza a observarte para corregir. Pregúntale a él qué es lo que ve mal en esta situación: ¿realmente quiere seguir siendo el niño consentido?, ¿tú deseas ser la mamá encantadora al cuidado de un bebé adulto? Ten claro que ni tú puedes ser la mamá de tu pareja (pues a quién le gustaría estar casada con un niño para siempre) ni él quiere tener por pareja a una mamá porque realmente es un hombre con necesidades, deseos y voluntad.

 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa