Feliz Dia de las Madres

Mis padres siempre me decían que yo "preguntaba mucho" cuando era y yo respondo es que yo soy y nací para preguntar, pero en este momento es que caí en cuenta y se los digo por que mis hijos me preguntan de todooooo . Ellos son mis grandes maestros con ellos aprendo todos los días de mi vida y siento que me convertí en una enciclopedia por que logró  responder a cualquier interrogante  y si no se la respuesta correcta invento una que se acerque a la verdadera  (como buena mujer que soy). A veces no sabemos manejar esta inquietud mental; y cuándo nos preguntan ¿por qué sabes tanto? Algunas tenemos como respuesta: Se tanto gracias a tus preguntas, más preguntas más respuestas o las más contundentes responden: porque soy tu mami y yo lo sé todo!!!
Por supuesto las madres queremos aparentar con vena filosófica que nos encanta responder preguntas,  pero está claro que cuando nos llegue la etapa del por qué pagaremos todo lo que ingeniosamente preguntábamos de pequeñas a nuestra adorada mami.
Sin embargo, hay un momento en que más allá del saber  responder los “por qué” las Madres SABEMOS todo lo que ocurre con nuestros pequeños o grandes herederos.
Las madres aprendemos a reconocer los llantos: si son de cólico, de hambre, de sueño o por llamar la atención.
Las madres aprendemos el idioma de los signos: dedito aquí dedito allá para saber qué es lo que quiere nuestro bebé.
Las madres aprendemos que el eco es la mejor manera de aprender hablar: Mama mamma mamma y la niña suelta un “papá” de lo más tranquila.
Las madres aprendemos que esas rabietas, berrinches y frustraciones significan que nuestro bebé comienza a crecer y a ser un niño.
Las madres aprendemos a tener a mano el Iphone para responder los ¿por qué?
Las madres aprendemos el dolor que causa el  que tu hijo te diga con lágrimas “ese niño no quiere jugar conmigo”, porque alguna vez lo vivimos en nuestras propias carne.
Las madres aprendemos que cuando nuestra hija tenga novio será lo más importante de su vida y el corazón se le partirá varías veces, hasta que aprenda a distinguir entre enamoramiento y amor.
Las madres aprendemos que suspender un examen no significa que no son inteligentes, significa que aún queda por enseñarle que el saber le ayudará a responder los ¿por qué? En un futuro.
Las madres aprendemos que cuando los bebés crecen y se convierten en niños, luego en jóvenes ya no nos pedirán respuestas ni consejos sólo nos pedirán silencio y apoyo.
¡Aún me queda muchísimo por aprender! ¡Pero debo confesar que ser madre me encanta y tengo los profesores que siempre soñé: una #Madre con su ejemplo y unas #hijos creciendo!
 
Dorania Padron

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa