Hidrata tu Piel para este Verano

Hidratación es la palabra mágica en verano. El sol, las altas temperaturas y la sequedad ambiental hacen que tu piel se reseque y una piel seca envejece antes y muestra un peor aspecto. Así que ahora más que nunca, hidrata tu cuerpo a diario.

En verano la hidratación del cuerpo es fundamental. Hay que beber más líquidos para hacer frente a las altas temperaturas, principalmente agua, pero también jugos de frutas, batidos, etc. Algunos alimentos también son más apropiados en esta época para aumentar la hidratación como la patillaa, el pepino o el melón. Pero aunque la hidratación de nuestro cuerpo empieza por dentro, no podemos olvidarnos del exterior.

El calor, la sequedad ambiental y, sobre todo, el sol también pasan factura a nuestra piel, en forma de sequedad. Sin olvidarnos del cloro del agua de la piscina o el salitre de la mar. La deshidratación de la piel se traduce en tirantez, rugosidad al tacto, y con el tiempo se pueden producir rozadoras, descamaciones, arrugas prematuras y otros problemas dermatológicos.

Muchas veces los cuidados de belleza los orientamos exclusivamente al rostro, porque es la parte visible a todo el mundo, pero ¿qué pasa con el resto del cuerpo? Ahora que llevamos tirantes, manga corta, faldas… es más fácil apreciar ladeshidratación de la piel.

Así que además de hidratarte por dentro bebiendo agua suficientemente, hidrátate por fuera. La hidratación corporal es necesaria en todo tipo de pieles, más en las secas pero también en las grasas o mixtas. Hazte con un producto adecuado a tu tipo de piel y aplícalo al menos una vez al día, preferentemente, después de la ducha.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa