Ideas para celebrar un San Valentín especial, aún con hijos

Al convertirnos en padres, las parejas ya casi no recordamos lo que era celebrar un Día de los Enamorados. Los planes pueden ser diferentes a los que hacíamos solos, pero no por eso dejaremos pasar esta fecha para celebrar el amor hacia nuestra pareja y hacia nuestros hijos, que tienen mucho que ver en nuestra historia.

Podemos sumar a los niños a la celebración y hacer algún plan en familia. Así que les daré algunas ideas para celebrar un San Valentín especial, aún con hijos.

Cena romántica en familia

Disfrutar de una buena cena y de la compañía de la pareja es un clásico para celebrar esta fecha. Hay quienes pueden dejar a los niños al cuidado de otras personas mientras nosotros salímos, pero si no, también puedes preparar una cena especial en casa para toda la familia.

Puedes empezar por cocinar una cena especial entre todos, involucrando también a los peques en la elaboración. También podrias decorar con velas, flores y poner música de fondo, a los niños les parecerá un plan divertido.

Una vez que los niños se vayan a dormir alargas la sobremesa con tu pareja, ya que es importante también crear espacios de intimidad entre ambos.

Si no es cena, almuerzo.

Si creés que no será posible organizar una cena especial, también puedes almorzar en familia con los niños al regresar del colegio con una sorpresa para todos.

Puedes organizar una tarde de cafe, salir un rato con tu pareja o coincidir en algún lugar. De día también se puede tener un encuentro romántico para hablar a solas, sin interrupciones.

Pequeños detalles

Los niños pueden participar en la celebración de San Valentín haciendo sus propias manualidades, como sellos con formas de corazones, corazones de cartulina para decorar la casa, tarjetas de San Valentín para colocar en la mesa, o preparar notitas para colocar dejar debajo de la almohada de mamá y papá.

Una idea que he hecho con mis hijos para un cumpleaños y que a los niños les encanta es hacer un caminito de post-it con mensajes, como si fuera una búsqueda del tesoro del amor (qué cursi suena, ¿verdad?, pero es divertido).

A su vez, nosotros puedes dejarle una sorpresa a los niños debajo del plato o de la almohada, o un post-it pegado en el espejo, cualquier detalle es bonito para expresar cuánto los amamos.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa