La felicidad después del divorcio

Después del divorcio o separación, nosotras las mujeres casi siempre pensamos en cómo recuperar la felicidad, pero pensamos en ello creyendo que la felicidad vendrá acompañada de una nueva relación.
Y es que muy difícilmente se termina una relación estando la mujer feliz con su pareja, por el contrario suele encontrarse infeliz, agobiada y triste por todo lo que ha supuesto la ruptura. Siendo así, después del divorcio llega la hora de buscar de nuevo la felicidad.
Después del divorcio o separación, la mujer casi siempre se queda a cargo de sus hijos, pero los hijos crecen y su vida empieza a desarrollarse alrededor de amigos y actividades propias de su edad, la mujer tiene o podría tener un circulo de amigos y familia,
pero aun así siente que no es suficiente y piensa en encontrar una nueva pareja, pensando que así tendrá la calidad de felicidad que ella desea.

Se dice muchas veces, que la mujer debe tratar de ser feliz estando sola, para luego iniciar una nueva relación, pero les cuesta entender el concepto de ser felices solas porque lo que en realidad quieren es ser parte de una relación y tener vida en pareja, podría ser que lo que realmente busca , quiere y desea, es tener la vida que no tuvo en su relación anterior.

Debemos pensar que no solo porque la mujer necesite ser feliz, necesita cambiar algo de si misma; debe seguir siendo la misma sin forzar cambios que no se le acomodan a su personalidad, excepto su estilo de vida que muchas veces, se queda estancado en lo que fuimos con la pareja. Muchas veces la familia y el circulo de amigos no es suficiente por lo que se necesita una relación que signifique algo diferente, esperando ansiosa e impacientemente por alguien que venga a ponerle magia a la vida.

Mucho se ha dicho que mantener la mente ocupada es una buena estrategia para quitar los pensamientos negativos, pero también es una buena estrategia buscar algo que nos satisfaga

para sentirnos realizadas y en consecuencia, sentirnos felices con pequeños y grandes logros.

Algunas cosas que podrían ayudarnos a sentirnos bien con nosotras mismas:

Pensar detenidamente qué nos gustaría hacer o ser, Algo quea lo mejor ha sido como un sueño y de la que ahora tenemos la oportunidad de realizar, como un trabajo, unos estudios, un viaje…

Buscar esas oportunidades de estudiar, que antes nos pareció tan lejos de poder alcanzar.

Dedicarle unas horas por día o por semana a algún trabajo voluntario.

Buscar el programa donde más se necesite de manos amorosas y dedicadas, como trabajar con niños, para dar un ejemplo.

Buscar los lugares o programas donde necesiten de nuestra sabiduría, experiencia, dedicación y más que todo de nuestra energía.
Si hacemos el trabajo encomendado con amor y dedicación, si estamos dando lo mejor de nosotras, llegará el momento en que más que lamentarlo, apreciemos los momentos que por fin podemos estar a solas con nosotras mismas. No es que con esto se sustituya a la pareja, pero nos envolvemos más con nuestra propia vida y nos descubrimos a nosotras mismas. Tampoco es que el hombre perfecto vaya a aparecer por arte de magia con los deseos de formar pareja, pero si aprendemos a ser felices con nosotras mismas, si aprendemos a combinar nuestro tiempo con lo que nos satisface, aprenderemos también a organizar nuestro tiempo con amigos e irradiar nuestra satisfacción y alegría con los de nuestro entorno. No se nos debe olvidar tampoco que muchas veces la separación se da después de muchos años de convivencia, no podemos ser felices tan pronto como quisiéramos con una nueva pareja, cargando aun con las secuelas del sufrimiento que nos dejo la relación anterior.

Despejemos nuestra mente, nuestro interior, aprendamos a disfrutar esos momentos felices con nosotras mismas, anhelar tener una nueva relación no tiene nada de malo, pero aprendamos a disfrutar la vida a solas, se dice que la felicidad es un estado mental, pero sólo nos lo podremos dar nosotras mismas, cuando aprendamos a atrapar esos momentos felices, podremos también darlos a quien quiera compartirlos con nostras.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa