La forma de Dormir de una Pareja revela lo Feliz que son

La posición al dormir puede descubrir si hay armonía en la pareja.

Nuestros patrones de sueño con la pareja ofrecen datos relevantes sobre cómo funciona nuestra relación? No lo dudes, tu forma de dormir con él o con ella, revela lo feliz que eres con pareja. De acuerdo con un reciente estudio publicado por psicólogos especialistas en la materia que han recogido muestras significativas observando la posición que adoptan al dormir las parejas, han llegado a la conclusión de que cada

posición tiene un significado completamente único, que desvela su tipo de relación. La interpretación de estos indicadores les han llevado a sacar algunas conclusiones muy singulares.

El estudio de las señales inconscientes ha existido durante siglos. La psicología moderna pone un gran énfasis en nuestro lenguaje corporal, ya que se piensa que revelan muchos de muchos pensamientos que no son consciente. Mientras que las palabras pueden engañar, nuestro subconsciente a menudo representa lo que realmente pensamos, sentimos y creemos. A su vez, los últimos estudiosos dan cada vez mayor importancia a nuestras expresiones faciales, ya que las mismas son índice inequívoco de sinceridad.

 

Desde el punto de vista de la ciencia, nuestros movimientos, actitudes y posturas proporcionan la información exacta de lo que estamos pensando. En otras palabras, son los indicadores de aquellas emociones que las palabras a veces pueden estar ocultando en el interior. Echemos un rápido vistazo a algunas posiciones para dormir de las parejas, que los psicólogos observaron con unos resultados igualmente sorprendentes.

 

Independiente pero en contacto

Cuando una pareja duerme uno a espaldas del otro y sin embargo aún mantiene un punto de contacto, como el pie o el roce de otra parte de su cuerpo, ello revela lo feliz que se es como parejas. Esta posición revela que hay armonía, dado que existe un deseo de tener el suficiente grado de autonomía a la vez que se desea contar con el otro y cultivar una buena relación.Mientras que el contacto mutuo es un signo de comunicación y de atracción física, la distancia indica que cada uno quiere disfrutar de su propia libertad y autonomía para vivir.

El abrazo mutuo

Esta es la posición clásica que a menudo aparece en las películas románticas. La cabeza de la mujer está situada sobre el hombro de su compañero y, a su vez, este la rodea con un abrazo cálido y protector. No hace falta tener las habilidades de un psicólogo para interpretar el significado de esta posición. De hecho, algunos consideran que este es el abrazo “clásico” de una pareja de enamorados. El varón asume una actitud protectora que proporciona a la mujer seguridad, calor, consuelo y amor.

 

La cuchara

En este escenario, la pareja se coloca de forma similar a dos cucharas dentro de un cajón. La parte trasera de uno está flanqueada por el pecho del otro y una vez más, la conclusión es bastante clara. El que abraza asume el papel de brindar seguridad; como si formara un escudo con su propio cuerpo. El que está dentro del abrazo es muy probable que sea el miembro de la pareja que es el más frágil y requiere mayor atención.

Ambos están en una especie de posición fetal, como si estuvieran tratando de consolar al otro. Esta postura suele ser frecuente en las parejas jóvenes que todavía están descubriendo el mundo. Si bien ambos están llenos de esperanzas y expectativas, todavía hay una cierta incertidumbre y temor hacia el futuro

 

Un único punto de contacto

Hay momentos en que cada uno de ellos duerme sobre su espalda con un único punto de contacto, como una mano o un pie tocando el cuerpo de la otra pareja. Esto se interpreta como una relación con un fuerte grado de independencia. Las opiniones, los puntos de vista y prioridades de la vida no siempre se comparten. Así, la individualidad tiene prioridad sobre la unión. Sin embargo, esto no significa necesariamente que haya una falta de compromiso o de afecto en la relación.

 

De hecho, el cariño queda confirmado por el punto focal de contacto. Aún así, es probable que existan algunos conflictos no resueltos o que aún no haya encontrado un entendimiento mutuo.

Uno de espaldas al otro y sin contacto

A primera vista, esta puede parecer la peor posición para dormir de una pareja. Después de todo, la forma de dormir revela lo feliz que es una pareja. En esta posición no hay contacto físico y tampoco existe contacto visual. Puede parecer que la pareja tiene poco en común. Sin embargo, esta interpretación puede ser errónea. Esta posición no sirve necesariamente para negar las emociones entre los dos miembros de la pareja. Más bien, significa que cada uno está reclamando su propio espacio. Esta postura revela una poderosa afirmación de individualidad. Los intereses de la pareja son propensos a ser distintos, así como los puntos de vista sobre el significado de la vida y el diferente modo en que uno interpretará un mismo hecho. Sin embargo, también se observa en esta forma de dormir muestra que cada uno ha aceptado la singularidad de la otra persona y sus ideas aún siendo distintas a las propias. 

Después de leer estas observaciones, algunos podemos vernos tentados a colocar una cámara en nuestras habitaciones y comprobar después cómo nos comportamos cuando dormimos con nuestra pareja. ¿Somos una pareja independiente o cariñosa, buscamos la calidez, la seguridad y el afecto del otro? Si bien estos estudios psicológicos son realmente interesante, tal vez el mejor consejo proceda del que nos susurra en el interior nuestro propio corazón, que tiene la mejor clave para indicarnos cómo es nuestra verdadera relación de pareja.




Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa