La importancia de Cargar a tu Bebé

¿Has notado la necesidad que sientes de cargar a tu bebé en cuanto comienza a llorar? Tu instinto de madre te dice que no hay mejor lugar que tus brazos para transmitirle tu amor, consuelo y protección. Además, en el lenguaje de un recién nacido, no hay nada que él entienda mejor que tu calor, tu olor y el sonido de tu corazón.

El porteo es el arte de cargar a tu bebé con la ayuda de una tela o un portabebé diseñado específicamente para ese propósito. No es nada nuevo, ni es exclusivo de ninguna cultura. Es parte de la sabiduría antigua que se perdió en la modernidad y que se ha ido retomando gracias a la era de la información en la que vivimos.

Esta técnica te permite, no sólo tener cerca a tu bebé durante más tiempo, sino continuar tus actividades diarias sin la necesidad de alejarte de él. Gracias a la ayuda del portabebé, el peso no se siente tanto como cuando lo cargas en brazos. Puedes sostenerlo por horas y horas sin cansarte, dándole todas las ventajas de estar cerca de ti. Cada que lo abrazas, lo besas, platicas con él o lo miras a los ojos, estás haciendo crecer su cerebro. Él no recordará estos momentos de forma consciente, pero su cerebro sí al sentar una base para el resto de su vida.

Cuando lo porteas le das acceso a experiencias que ayudan a completar su madurez sensorial y apoyas el desarrollo no sólo de su cerebro sino de todo su sistema nervioso central. Así fortaleces sus sentidos:

    • Vista. Al estar a tu altura, obtiene un campo de visión distinto
    • Oído. Logra escuchar tu voz claramente, debido a la cercanía para adquirir un vocabulario amplio
    • Tacto. Cada día tu ropa es diferente, tu peinado, tus aretes. Mientras lo cargas, tu bebé tiene la oportunidad de experimentar diferentes texturas
    • Equilibrio (sistema vestibular). El movimiento tridimensional que tu hijo experimenta cuando lo porteas no se compara con el bi-direccional de un coche para bebés. Este movimiento favorece el desarrollo del equilibrio

¿Sabías que el primer instinto que tu hijo debe cubrir es el de supervivencia? Si se siente desprotegido, gastará toda su energía llorando para que alguien lo ayude a sentirse seguro. Esta energía debería aprovecharla en su desarrollo o aprendizaje. Por ello, investigaciones en neurociencias han demostrado que los bebés que sufren estrés constantemente muestran retrasos en el desarrollo. Cuando lo porteas, este instinto está cubierto. Él entra en un estado llamado “alerta tranquila” donde toda su energía se utiliza para captar el mundo a su alrededor, y se convierte en una persona más inteligente y serena.

¿Cómo portear?

Diferentes estudios han encontrado la mejor posición para favorecer el desarrollo físico de tu bebé.

Contrario a la creencia popular, la postura ideal para el crecimiento de su cadera y columna vertebral es la llamada posición “ranita”, donde tu bebé va sentado con las rodillas más arriba de la altura de las nalgas, formando una M:

Contrario a la creencia popular, la postura ideal para el crecimiento de su cadera y columna vertebral es la llamada posición “ranita”, donde tu bebé va sentado con las rodillas más arriba de la altura de las nalgas, formando una M.

Esta postura lo favorece mucho hasta los 10 meses de edad, cuando la cadera ha alcanzado cierto grado de osificación (el proceso en el que se forman los huesos).

Captura 111

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa