La memoria de tu bebé es asombrosa

 

Al nacer, tu hijo ya reconoce tu voz pues la ha escuchado durante nueve meses y a la semana de vida, su olor favorito eres tú y la leche materna. Esta es la primera buena señal de que su memoria empieza a trabajar y que poco a poco irá siendo más nítida. Pero ¿cómo se va desarrollando? Aquí te lo decimos por edades.

Recién nacido

• Su mente se guía y reacciona por olores, voces y algunas caras familiares, aún no tiene retentiva a corto plazo

• Conforme pasan las semanas, va entendiendo la rutina

A los tres meses

• Investigaciones recientes muestran que tu bebé puede empezar a identificar juguetes y episodios que vio una o dos semanas antes

 

 

A los seis

• Ya está completamente familiarizado con la gente más apegada a él, entiende algunas palabras básicas y sabe seguir una costumbre, por ejemplo el momento de cambiar el pañal o la hora del baño

• Comprende la relación acción – reacción, si te ve armando el coche sabe que saldrán a pasear, si presiona el botón del juguete oirá música y así.

A los nueve

• Maneja información más específica, por ejemplo sabe en qué parte de la casa dejó sus juguetes e irá por ellos

Al año de edad

• Es cuando se da un avance considerable pues emplea el lenguaje para señalar y demostrar lo que quiere

• Conoce perfectamente los lugares a los que acude con frecuencia, como la casa de tu los abuelos, el centro comercial, algún restaurante y empleará sonidos o palabras para relacionarlos, es por ello que se cree que apenas a los 12 meses es cuando se activa su memoria.

A partir de los dos años

• Tiene un vocabulario amplio y utiliza frases que escucha de los demás para contarte una situación

• Si le lees un cuento o le muestras un libro con dibujos, no podrás saltarte páginas sin que se dé cuenta

• Expresa sus sentimientos básicos y con ello se dan los recuerdos a largo plazo

Como ves, el proceso de recordar y aprender va sucediendo poco a poco, no te alarmes si tu bebé no inicia con estas conductas a las edades señaladas. Cada niño es diferente y por ello debes estar atenta a los avances. Si después de dos o tres meses sigues sin notar cambios, llévalo con tu pediatra y comenten juntos su caso, ya verás que hallarán una solución.

 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa