Las mujeres imperfectas no siguen estereotipos

A diario nos bombardean con fotografías de mujeres espectaculares, con abundante maquillaje, poses incómodas, un cuerpo muy delgado y los típicos comentarios sobre “así debe de ser una mujer verdaderamente bella”. Todo esto nos genera una idea errónea sobre cómo debemos lucir para apegarnos a los estándares de belleza que la sociedad ha impuesto, y cómo debemos actuar para ser aceptadas por los demás.

Es cierto que todas, en cualquier momento de nuestra vida, hemos llegado a pensar: ojalá tuviera el abdomen perfecto, una nariz más respingada o ser más alta; sin embargo, pensar en ello nos vuelve inseguras; de igual manera, desear arreglarlo tampoco es una cuestión de tener baja autoestima, puesto que sólo necesitamos ese pequeño empujoncito para mejorar aspectos emocionales de nuestra vida. El problema surge cuando creemos que al no poseer ciertas características seremos rechazadas por la sociedad.

¿Por qué insistir en lucir como alguien que no somos? ¿Por qué empeñarnos en proyectar una imagen falsa de nosotras mismas?

Todas las mujeres somos diferentes e inigualables

A todas nos gustaría lucir un cuerpo envidiable, ya que es lo que nos han hecho creer durante toda la vida, que debemos imitar a mujeres “perfectas” para convertirnos en una, pero ¿cómo es un cuerpo envidiable? Hay personas que aman las curvas; mujeres a las que les encanta mirarse al espejo luciendo un look increíble porque eso es lo que las hace ser quienes son. ¿un cuerpo perfecto? ¿es sólo eso a lo que deberíamos aspirar? La respuesta es un rotundo y claro NO. Una mujer perfectamente imperfecta luce así, imperfecta, auténtica, fresca y única. Somos diferentes y eso es lo que nos hace bellas, acéptate como eres y sácale provecho a cada detalle de tu ser.

Eres especial y como tú no hay otra

Aférrate a tu esencia y a lo que en realidad eres. Aprovecha todo lo que tienes para enaltecer tus virtudes. Proyecta lo que en verdad eres y asientes a las personas que te rodean, no importa si crees que no eres esbelta o si tus labios son gruesos, lo principal es que te sientas libre. No hace falta realizar acrobacias ni retorcerte para salir perfecta en una fotografía. Mejor captura lo mejor de ti y demuestra esa hermosa sonrisa logra proyectar algo más bello que un perfecto delineado.

Mantén tu vida y establece tus parámetros

No te compares con otras mujeres porque jamás terminarás de quererte. El peor error que podemos cometer es éste, y lo hacemos recurrentemente. Deja atrás esas reglas absurdas determinadas por la sociedad, comienza a crear las tuyas, los parámetros en los cuales cada parte de ti, tanto física como emocionalmente, te harán perfecta a tu manera. La única comparación que hagas es con quien eres ahora y con lo que deseas ser más adelante; engrandece tus virtudes al trabajar en tus debilidades todos los días. Sé una mujer que se ocupe de convertirse en una mejor persona, no dejes que alimenten tus inseguridades al querer desvanecerlas, mejor resalta tus cualidades y establece tus metas.

Sólo tú decides la manera de pensar y enfrentarte a la vida

Escuchamos comentarios sobre cómo una mujer debe pensar y actuar, lo que provoca que nos cohibamos y guardemos aquello que queremos expresar, ya sea por miedo a ser rechazadas o criticadas. La mujer perfecta no es aquella quien accede a todo, sino quien sólo acepta lo que le parece mejor. Una mujer perfectamente imperfecta es quien toma riesgos, se aventura, disfruta de la vida plenamente y a su manera, defiende lo que cree correcto, se expresa de forma libre y vive la vida sin prejuicios.

**

Para las mujeres no hay un “debe ser”, sino un sé tú misma, aprecia cada parte de tu cuerpo, aprende a vivir con él y ámalo. Recuerda que la belleza se encuentra en lo simple y en los detalles, además de que todas las mujeres son únicas.
Descarga nuestra app gratis para tener una guía antes, durante y después del embarazo SoyTopMother día a día te da la información de expertos que necesites y siempre a tu alcance.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa