LECCIONES QUE TUS HIJOS DEBEN APRENDER SOBRE EL DINERO


A medida que los niños crecen, se incrementa su deseo por videojuegos, juguetes, ir de paseo o a su restaurante favorito, por lo que es fundamental comenzar a enseñarles el valor del trabajo y el esfuerzo, instándolos a realizar pequeñas tareas remuneradas para tener su propio dinero y que no sólo se trata de pedir y ya.

Hay que educarlos para ver el mundo a través de los ojos de la realidad objetiva, es decir, que comprendan las reglas del sistema, el valor material de las cosas y la económica familiar. Es recomendable explicarles que se cuenta con un presupuesto y gastos por cubrir, y en base a eso hay que elegir entre algunas compras u otras.

También deben saber que la riqueza trae privilegios y que existen las desigualdades económicas. A media que crecen, tus pequeños se van dando cuenta de que no todos los niños pueden vestirse con las mismas ropas ni tener los mismos juguetes porque no todos tienen las mismas posibilidades económicas.

Es básico que los introduzcas en la práctica del ahorro y que usen su propio dinero para comprar aquello que desean. Este hábito ayudará a evitar que despilfarre el dinero en una compra sin sentido y a cuidar más de las cosas sabiendo que tienen un valor.

Podrías intentar poner sus ahorros en un tarro transparente para que puedan ver como el dinero va acumulándose, Además hay que impulsarlos a pensar en grande, es decir, a establecer expectativas altas en cuestiones de dinero.

Otra lección importante es que el dinero no es igual a la felicidad. Tener dinero no hará a tu hijo una mejor persona, sólo le dará más oportunidades. Si una persona no es feliz sin dinero, tampoco será feliz con dinero. Frases como “creo en tí”, “lo puedes hacer” tienen el poder de hacer llegar a tus hijos tan alto como se los propongan. La lección más importante que puedes inculcar a tus hijos es que son lo suficientemente inteligentes para luchar y conseguir todo lo que desean

 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa