Los Temores Infantiles

¿Quién no ha tenido alguna vez miedo o temor a alguien o a algo? Sin duda todos hemos pasado por un momento así y lo hemos superado de la mejor manera, por lo que en los niños pasa en los niños si es que hay algún temor o inseguridad de su parte debemos ayudarlos a tratar esa angustia y enseñarles que no hay que temer a nada ni a nadie, que nada les pasará porque estamos con ellos y hay que infundirles seguridad y ayudar a alejar esos ideas que generan miedo de su mente, así que pon atención sobre como tratar los temores infantiles en nuestros hijos.

A veces no nos explicamos porque los pequeños tienen de pronto algún temor o miedo hacia algo, por ejemplo a la obscuridad o a los perros, por lo que los temores infantiles pueden resultar abrumadores en su magnitud para nuestros hijos, por lo que hay que ayudarlos a que desaparezcan, sobre todo siendo sus papás quienes los ayuden a que estén mejor porque en ellos confían y los pueden orientar dándoles seguridad para vencer esos temores, hay veces que otros adultos pueden ayudar a que los temores infantiles desaparezcan, por ejemplo los hermanos mayores o los abuelos, incluso si van a la escuela algunos profesores, por ello no duden en pedir ayuda si la consideran necesaria ante este tipo de reacciones de lo pequeños para que desaparezcan los temores.

La mejor manera de actuar ante los temores infantiles es con paciencia, los niños si son pequeños o un poco mayores necesitan consuelo de los papás, es decir, ayúdalos a que se tranquilicen ante un temor, pero no apoyes sus miedos, y con ello nos referimos a que les ayudes a calmarse y les muestres que no pasa nada, que lo que le temen no les hará daño, por ejemplo, si es un perro, no lo acerques a que lo toque inmediatamente, pero si puedes procura un acercamiento con lo que le da temor para que vea que no pasa nada y que no le hará daño si están ustedes como papás con él o ella, así lo superará poco a poco. Un error muy común es que queremos forzar a los niños a que no tengan miedo, ¡no lo hagan! Hay que hacerlo con poco a poco y no fomenten que haya temor a algo que ustedes le temen, es decir si les dan miedo los perros, no se lo pasen a sus hijos.

Los temores infantiles no deben ser a base de la ansiedad o temores de los padres, por lo que pueden generar un desencadenante en los temores de los niños, por lo que necesita un apoyo para no sentirse vulnerables y sabrán que lo encuentran en sus papás, así que cuida no volverlo susceptible al miedo a la ansiedad.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa