Mascarillas caseras y naturales a base de frutas para refrescar tu piel

El sol y el calor consiguen que la piel de tu cutis hierva, se sonroje y pueda llegar a irritarse. ¿Cómo remediarlo? La forma más sencilla es aplicarle algunas mascarillas naturales de frutas que la aporten un rápido y reconfortante frescor, además de reparación y regeneración.

Las frutas son el mejor complemento del verano para tomar en casi todo tipo de presentaciones: entera, en compota, en zumo, batidos, etc. pero, además, son las mejores amigas de la piel. Es significativo que todas las frutas desarrollen benéficas cualidades cosméticas, desde limpiar, exfoliar, hidratar a nutrir profundamente, las mascarillas frutales hacen milagros por la piel, sobre todo cuando aprieta el calor.

Mezcladas o por separado, en jugo, puré o tal cual, aportan al cutis una instantánea sensación refrescante; aunque no hayan pasado por el frigorífico. Pero lo mejor para que intensifiquen su efecto refrescante es que las saques de frigorífico en el momento de hacer la mascarilla; si no fuera así, deja su jugo o la mezcla un ratito en el congelador antes de aplicártela.

Elige las frutas según las necesidades que tenga tu piel.

Acción astrigente. Adecuado en pieles jóvenes mixtas o grasas, con tendencia al acné.

– Limón. Propiedades cosméticas: elimina el exceso de grasa, cierra los poros, aclara la piel, mejora el aspecto de las manchas, aclara las pecas oscuras.

– Manzana. Propiedades cosméticas: sus propiedades astringentes son capaces de eliminar impurezas y reafirmar la piel. Su alto contenido en ácido málico y ácido tartárico ayudan a la eliminación natural de las células muertas de la superficie cutánea.

– Aguacate. Propiedades cosméticas: rico en ácido fólico y vitamina C, B6, A y E, imprescindibles para mantener la salud epidérmica. Por su alto contenido en sustancias fitoquímicas, ayuda a eliminar la aparición de los radicales libres. Además, contiene hierro, fósforo y magnesio, y tiene niacina y biotina, que ayudan a mejorar los problemas cutáneos como la dermatitis o la seborrea.

– Pera. Propiedades cosméticas: ayuda a mantener el cutis libre de grasa; además contiene vitaminas como A, B, C, E, nutrientes como el acido fólico, potasio, yodo y calcio y betacaroteno, una vitamina indispensable para la formación de tejidos, las mucosas y las células de la piel.

Acción antienvejecimiento. Cuando se requiere reparar y regenerar la piel hay que acudir a estas frutas, que bien pueden ser preparadas por separado o en combinación.

– Naranja. Propiedades cosméticas: su alta concentración en vitamina C la convierte en un potente aliado anti radicales libres, aportando una buena dosis de antioxidantes, que combaten el envejecimiento otorgando tersura, elasticidad y luminosidad a la piel.

– Uva. Propiedades cosméticas: contiene polifenoles, vitamina A y otros antioxidantes. La pulpa, la cáscara y las semillas son útiles para ciertas lesiones de la piel, sirven como antioxidantes, hidratantes y ayudan a disminuir las arrugas y a combatir los radicales libres.

– Papaya. Propiedades cosméticas: rica en papaína, una gran fuente de antioxidantes y llena de nutrientes y betacaroteno (precursor de la vitamina A), indispensable para la regeneración celular. Los altos niveles de estos nutrientes pueden ayudar a proteger la piel contra los radicales libres, moléculas que provocan oxidación, daño celular y envejecimiento.

Acción antiarrugas. Después de tomar los baños de sol, tras una noche corta o como empujón para borrar este problema.

– Piña. Propiedades cosméticas: posee varios componentes que sirven como tratamiento de belleza natural para la piel. Es una rica fuente de antioxidantes como la vitamina C, B1 y B6, tiene un alto contenido de agua y es una rica fuente de ácido alfa-hidroxiácidos,

– Fresa. Propiedades cosméticas: con altas concentraciones de vitamina C y vitaminas antioxidantes y ácido elágico, consigue mejorar la elasticidad de la piel y retrasar la aparición de los signos del envejecimiento, como las arrugas y la flacidez.

– Plátano. Propiedades cosméticas: su riqueza en potasio le convierte en un producto excelente que retrasa la aparición de arrugas y el deterioro del cutis. Además, contiene vitamina A, clave para mantener una piel reluciente, y también la niacina, un nutriente especialmente gratificante que favorece la belleza y la salud de la piel.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa