Mitos sobre papás!

Es cierto que las mamás todavía realizan la mayor parte de las tareas de cuidado del hogar y los hijos, pero es indiscutible que ha habido cambios en las actitudes masculinas. Ser una presencia importante en la vida de los niños es parte de la definición de éxito en los hombres. Convertirse en un“padre nutriente”, en vez de limitarse a ser proveedor, les permite sentir y expresar plenamente su virilidad y humanidad.

  1. Son una versión velluda de mamá
    Es importante tomar en cuenta que no sólo son sustitutos que entran en acción cuando ella no está disponible. Tu hijo goza el sonido grave de su voz, la sensación rugosa de su piel, y se siente reconfortado con su abrazo. A lo largo de su vida, se beneficiará de los distintos estilos de ambos. La crianza es la tarea más masculina que un hombre pueda asumir.
  2. Participan en el cuidado de los niños sólo para ayudarnos
    Por el contrario, al involucrarse en el cuidado de los niños, fortalecen su vínculo con ellos y los cimientos de la familia en su totalidad. Acciones sencillas como llevarlos a clases o ayudarlos a prepararse para la escuela, favorecen la interacción y aumentan las oportunidades de aprendizaje espontáneo.
  3. Son una figura de autoridad por naturaleza
    Ser el hombre de la casa no conlleva automáticamente el respeto de los hijos, pues para que obedezcan es necesario ganarse su confianza. La manera de hacerlo es estar disponible para él. Un papá participativo, que conoce sus necesidades y comparte sus triunfos, se convertirá en alguien cuyo liderazgo deseen seguir.
  4. Son la “artillería pesada” en cuestiones de disciplina
    El estilo autoritario de disciplina, con que generalmente se les asocia, enfatiza la corrección de conductas inapropiadas a través del castigo. La obediencia viene a través del miedo, y hace distante la relación con los niños. Hoy en día, ellos aspiran lograr una relación cercana, que le sirva como fundamento para guiar –no controlar– sus pasos.
  5. Su principal rol es el de proveedor
    Ya no más, pues se han dado cuenta de la importancia del equilibrio; disfrutan y buscan más tiempo para convivir con su familia. Saben que quizá los niños no se enteren de quién pagó sus clases de piano, pero nunca olvidarán quién acudió a su recital.
  6. Su relación de pareja es independiente de la que tienen con sus hijos
    Una de las más poderosas influencias en la vida del bebé es la forma en que percibe la relación de sus padres. Así, un hombre amoroso, que apoya y está disponible para su esposa, transmite a su hija que la mujer es valiosa, y le ayuda a valorar su feminidad y el papel de madre; a su hijo, le muestra una interacción sana y respetuosa hacia las mujeres.

Puedes enviar tus preguntas y comentarios a:soytopmotherredes@gmail.com

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa