No es mala idea Dormir con el Bebé

Cuando te conviertes en mamá, todo el mundo quiere opinar para ayudarte en diferentes temas. Uno de ellos es compartir la cama con tu bebé. No todas las formas de dormir juntos implican los mismos riesgos o ganancias y es importante que investigues las prácticas que te recomiendan para llevarlas a cabo de manera adecuada.

Se ha estudiado científicamente la práctica de compartir la cama con el niño y se ha encontrado que:

  • Los bebés que compartieron la cama con su mamá despertaron más veces y pasaron menos tiempo por las etapas 3 y 4 del sueño, lo que brinda una protección contra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)
  • Experimentan mayor contacto físico y visual con mamá, lo que les da seguridad
  • Se amamantan más y reciben respuestas maternas más rápidas y frecuentes
Si duermes con tu bebe sigue estas recomendaciones:
  • Todos los lactantes deben dormir boca arriba
  • La superficie debe ser firme, nunca sobre colchones de agua, almohadas, pieles u otras superficies blandas
  • La ropa de cama tiene que quedar ajustada al tamaño del colchón y éste debe ser proporcional a la base
  • Retira almohadas, animales de peluche o cobijas que puedan obstruir su respiración
  • No debe haber espacio entre el colchón y la pared colindante donde tu hijo pueda rodar y quedar atrapado

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa