Preguntas que deberías hacerte antes de tener un perro en casa.

 

1 ¿Cuánto espacio tienes disponible para la mascota?

El espacio que tengas en tu casa o departamento se verá condicionado por la edad, el temperamento y la raza de tu mascota. Un perro de gran tamaño no tiene las mismas necesidades que uno pequeño, hay que evaluar si cerca de tu hogar hay parques o espacios donde pueda ejercitarse y sacar toda esa energía para que tenga una vida feliz y saludable. No hay nada más triste que una mascota encerrada.

2 ¿Eres alérgica a los perros?

Antes de hacerte adquirir ese tipo de responsabilidades asegúrate de que no tengas ningún tipo de sensibilidad respiratoria o cutánea por convivir con ellos.

3 ¿Cuánto tiempo pasas en casa?

Debes tener en cuenta los viajes que realizas y la frecuencia con que los haces, además de tus horarios de trabajo y el tiempo libre que tienes disponible para atender sus necesidades. Aunque es verdad que puedes viajar con tu perro habrá circunstancias en las que te será imposible llevarlo contigo.

4 ¿Qué tan activa eres?

Los perros necesitan comida, agua, cariño, compañí¬a y ejercicio. Este último es uno de los más importantes, la actividad física lo mantendrá saludable. Si eres una persona sedentaria tal vez no seas candidata para tener bajo tu cuidado a un perro por lo menos no uno de raza grande, considera uno pequeño como un yorkshire o un chihuahua.

5 ¿Tomar en cuenta a las personas con las que vives?

Debes acordar desde un principio si la responsabilidad será sólo tuya o compartida, también hay que investigar si son alérgicos, establecer horarios, en pocas palabras establecer el nivel de compromiso que tendrás con la nueva mascota.

6 ¿Tienes presupuesto suficiente para darle la vida que se merece?

Tener una mascota es muy parecido a tener un hijo en cuanto a gastos se refiere. Hay animalitos que son alérgicos a cierto tipo de alimentos, que tienden a ser más propensos a enfermedades, necesitan cuidados estéticos específicos, vacunas, ciertos artículos como cama, cepillos, carnazas etc. Todo esto tiene un costo, eso sin mencionar las emergencias médicas.

Tener un perro implica responsabilidades para las que tal vez no estás preparada, pero si ya lo decidiste y estás segura de que estarás ahí para él adelante seguro serás una gran dueña.

 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa