¿Qué color pega con qué? Guía para combinar ropa y complementos

  • Hacer alianzas con nuestro vestuario es mucho más sencillo de lo que parece. Olvídate del miedo a mezclar dos, tres o infinitas tonalidades. No hay normas, ni reglas establecidas, solo tus ganas de probar y arriesgar marcarán el resultado. Aun así, hemos tratado de buscar respuesta a esa eterna pregunta que te haces delante del armario: ¿qué colores combinan mejor entre sí?

1. Negro: considerado uno de los colores neutros, es el más sencillo de combinar ya que encaja con todo el arcoiris. También resulta el más adecuado para el todo en uno con looks monocromáticos, en los que lo más sencillo es buscar prendas con una intensidad determinada para que juntas parezcan una sola.

2. Blanco: como en el caso del negro, es el comodín perfecto para combinar con cualquier color. Gris, beige y la gama de pasteles si quieres algo más fresco y rojo o azul marino para demostrar seguridad y confianza en uno mismo.

3. Azul: aquí la intensidad juega un papel clave. En su versión más clara, utiliza otros tonos pastel de amarillo, rosa o malva, así como un marino para jugar con la variedad. Por el contrario, si es un azul fuerte apuesta por fucsia, blanco, mostaza, naranja o rojo.

4. Rosa: un caso similar al del azul en el que es la tonalidad la que marca sus parejas. Utiliza el gris y el blanco para relajar y el negro para añadir fuerza. Verde y marrón también encajan con el rosa más suave.

5. Verde: en su versión militar permite un gran abanico de posibilidades no solo con los tonos tierra, si no con la gama de pasteles y neutros. Para su forma más oscura se reserva el amarillo y el naranja, y para el tono agua o esmeralda fíjate en el rosa.

6. Rojo: aunque negro y blanco siempre suelen ser los más recurrentes, puedes atreverte con mezclas más explosivas como el antaño prohibido rosa.

7. Naranja: los tonos tierra y el blanco son sus amigos habituales, aunque gris y azul marino también pueden dar lugar a una mezcla interesante.

8. Amarillo: al ser un color cálido, sus aliados los encontrarás en la gama de los fríos como el azul o el verde. También granates y morados si no tienes miedo a destacar.

9. Morado: naranja, marrón, rojo, gris y, sobretodo, toda la gama de lilas y malvas para suavizar.

10. Marrón: el más complicado de sacar partido. Si no te atreves a probar con gris o verde, recurre a los tonos beige y camel, nunca fallan.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa