¿Qué es el asperger?

Es un conjunto de características mentales y conductuales que forma parte de los trastornos del espectro autista. Se encuadra dentro de los trastornos generalizados del desarrollo el niño/a que lo posee muestra dificultades en la interacción social y en la comunicación de gravedad variable, así como actividades e intereses en áreas que suelen ser muy restringidas y en muchos casos estereotípicas.

 

¿Cómo saber si mi hijo tiene asperger?

La observación en su entorno social y su comportamiento es esencial. Es muy importante si detectas los síntomas acudir al especialista correspondiente para poder valorar el caso, y diagnosticarlo si fuera oportuno.

¿Cuáles son las características de un niño asperger?

– Dificultades para la interacción social y emocional. Se relaciona mejor con los adultos que con niños de su edad.

-No le interesan los deportes. Tienen pocos intereses en general.

-Presenta problemas al jugar con otros niños porque le cuesta entender las normas de los juegos, sólo busca ganar.

-No le gusta salir de casa porque se siente incómodo.

-Presenta muchas rabietas al no entender sus sentimientos, llora mucho.

-No tiene malicia. Es sincero.

-Acostumbra a creerse todo lo que se le dice (Se toma todo literal).

Pero, no todo es malo, estos niños poseen una inteligencia magnifica, tienen:

-Buena Memoria

-Poseen un léxico impresionante

-Tienen un humor negro que puede ser bastante divertido

-Cuando tienen interés en algo son sumamente buenos en ello y dan todo.

-Tienen facilidad para aprender nuevos idiomas

-Les gusta investigar y aprender cuando se interesan en alguien

Cabe agregar que estas son solo unas características, las más básicas, no todos los niños podrán presentarlas todas desde el primer momento.

Sinceramente lo más importante es que aceptes a tu niño como es, lo ayudes y entiendas que no es un niño raro, diferente, es un niño que viene a alegrar tus días, a hacer de lo ordinario extraordinario, por ser simplemente especial e inteligente.

 

Diferencia entre el Asperger y Autismo:

El autismo no es lo mismo que el síndrome de Asperger. En el autismo, todas las alteraciones son muy evidentes en los tres primeros años de vida, mientras que en los aspergerianos no existe evidencia de retraso cognitivo y, en su gran mayoría, tienen una capacidad intelectual por encima de lo normal.

 

En muchas ocasiones el diagnóstico se realiza en la adolescencia o más tarde, aunque muchos padres empiezan a detectar que su hijo tiene síndrome de Asperger cuando tiene entre dos y siete años. Lo único similar que estas dos condiciones tienen es que son alteraciones genéticas.

 

 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa