¿Qué hacer para que mi hijo me escuche?

 

Cuando los niños llegan a determinada edad, muchas mamás y papás se preguntan ¿cómo  hago para que me escuche? Para los que tienen hijos de 10 años o menos, te tengo esta lista de hacer y no hacer para lograr que los hijos escuchen y tengas comunicación efectiva con ellos.

NO HACER

1.- NUNCA uses el “tranquilízate” o “cálmate”

Cuando un niño/a percibe que no quieren escucharlo, la reacción será aún más intensa para hacerse entender.

2.- No uses la palabra  “No” cuando te pida algo

Cuando se utiliza el “No”, es un llamado a que levante sus fuerzas para lograr lo que desea. En vez de decirle “no”, dile que sí puede, bríndale una opción viable

P.ej.:   Niño/a: ¿Puedo comer dulces?

1. No porque no has comido

2. Sí, después de comer.

3.- No amenazas ni castigos

• Las amenazas obligan niños/as a hacer lo que no desean, sin embargo, no sólo es posible que no te escuche: dañas la relación.

• Cuando se emplean las amenazas, estás utilizando la coerción en vez de promover la cooperación.

• Los castigos son el primer paso hacia una relación con violencia.

4.- No critiques sus errores

La crítica daña poco a poco su visión de sí mismo y va deteriorando su autoestima. Ten por seguro que después reaccionará ante una crítica con una pelea como defensa.

5.- No te asustes de su frustración

La baja tolerancia a la frustración es una característica muy frecuente en niños y niñas. Hay que ayudarles a ampliar su tolerancia a la frustración, es parte de su madurez y crecimiento saludable.

LO QUE DEBES HACER

1.- Hazlo sentir comprendido

• La habilidad más importante de la comunicación no es saber hablar, sino saber escuchar.

• Hazle sentir que lo entiendes, aunque no estés de acuerdo.

2.- Describe sus emociones

• Haz que hable de lo que siente: “Imagino que debes de sentir tanta frustración por querer jugar ahora con tu Ipad, pero es hora de ir a tu clase”.

3.- Inclúyete en lo que le pides. Motívalo a trabajar en equipo

• Hazte parte de esas cosas que quieres que haga.

• “Vamos a guardar tus juguetes”.

4.- “Iconifica” lo que quieres que te escuche

• Utiliza la creatividad al transformar una indicación en un dibujo, íconos, dibujos, calcomanias, pizarrones.

• Ejemplo: Dibuja en un círculo solamente con dibujos sus actividades diarias. Pídele que te ayude.

5.- Dale opciones y aprende a negociar con él

• Que sienta que tiene una parte del control.

• Pregúntale qué prefiere hacer primero, o bien “¿cómo te gusta más?”, “¿Te quieres bañar en tina o en regadera?”.

6.- Dale lo que desea en su imaginación

• “Yo sé que quisieras que dejara de llover para ir a jugar al parque…”

• Tú quisieras que sólo oprimieras un botón y estuviera lista tu tarea, pero la realidad es que la debes hacer.

7.- Refuerza sus conductas positivas

• “En la mañana tenías mucho sueño y a pesar de eso te levantaste rápido, desayunaste y estuviste lista cuando pasó el transporte del colegio. ¡Qué bien!”

8.- SIEMPRE HAZLE SABER QUE ESTÁS DE SU LADO, NO EN CONTRA SUYA

• “Quiero que sepas que estoy contigo, no en contra de ti”

 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa