Renuevate en Mente, Cuerpo y Alma

Muchas culturas  alrededor del mundo han hablado y postulado sobre  el gran interrogante del hombre acerca de qué somos en realidad y hacia donde nos dirigimos, sabemos que existe un paso más allá dentro de la espiritualidad que nos habla sobre un conocimiento que viene  introducido en nuestra mente, muy seguramente se podría afirmar que ese conocimiento fue obtenido por vidas pasadas.

Cada persona que nace, tiene un don y una misión en esta vida, sin importar cuál sea, a veces  esos momentostrágicos y difíciles por los que a veces se pasan, son necesarios para sanar karmasde otras vidas, deudas que se deben limpiar y que nos ayudarán a trascender en nuestro espíritu, cada cosa que pasa en nuestra vida no es una casualidad, es atraído por el poder de nuestra mente y como seres debemos poner en acciónnuestra fuerza para solventarlos y superarlos.

Todo lo que somos se encuentra ligado a nuestra mente. La Mente  es ese motor que impulsa nuestra vida y nos ayuda a sobrevivir como raza, nos brinda ese conocimiento necesario para poder mantenernos con vida, pero más allá de la mente, está nuestro espíritu, es nuestra esencia, allí es donde guardamos todos nuestros valores que nos identifican y no hacen ser la persona que somos hoy.

El alma no es una invención de lareligiónel alma es una energía que permite el milagro de la vida, esa alma ha trascendido y ha tenido la oportunidad de venir en distintas ocasiones al mundo para aprender y  desarrollar alguna misión. Algunas veces podríamos pensar que un niño de tan solo 6 años tiene la sabiduría de un hombre adulto, sin duda, ese niño ha venido con un objetivo a la tierra, enseñar, transformar y ayudar a equilibrar la energía en su entorno.

Por último está el cuerpo, no siendo menos importante, el cuerpo es la casa del alma, el cuerpo obedece al instinto de la mente y razona por sí mismo gracias a esa energía que guarda en el, no podría existir la vida sin la unión de estas tres. Por eso es tan importante mantenernos equilibrados en cuerpo, mente y espíritu, ya que de esta manera todo lo que soñamos y queremos lograr podrá ser realizado.

Nuestros sueños y deseos son las pistas que debemos seguir para cumplir nuestras metas, esos impulsos que llegan a nuestro corazón y que de una manera inexplicable se convierten en nuestros objetivos, son lo que nos acercan a nuestra función en la vida terrenal, no olvidemos que nuestra historia no termina aquí, éste es solo un paso más por las distintas etapas que hemos ido alcanzando, la invitación ahora es a cuidar nuestro cuerpo, nuestra mente y alimentar nuestra alma. Estamos en la era del despertar, del conocimiento y del cambio de energía

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa