Técnicas para facilitar el trabajo de parto

Uno de los mayores temores de una madre durante el embarazo tiene que ver con el proceso de parto, la duración del mismo, las contracciones y cómo se sentirán, cuánto dolor deberá soportar y si deberá recibir anestesia.

Sin embargo, se ha demostrado que remover el factor miedo puede ser muy positivo para hacer del proceso de parto algo mucho más llevadero. Si bien hay que tener en cuenta que no es posible eliminar por completo los dolores y molestias de parto, construir su confianza y liberar tensiones harán que usted pueda manejar mucho mejor este proceso.

1. DOMINE tUS MIEDOS

Es normal que sientas temor y ansiedad, especialmente si eres madre primeriza, pero se ha demostrado que la preocupación excesiva puede provocar que el parto se alargue y aumenta la posibilidad que seas sometida a una cesárea.

Manten las emociones en control y verás la situación en su verdadero contexto. Muchos de tus miedos no son reales y cuando entiendas cuáles son tus verdaderas preocupaciones, podrás manejarlas con tu médico y preguntar todo lo que necesitas saber para eliminar dudas y aproximate a la experiencia del parto desde una posición mejor informada.

Cada experiencia es diferente y muchas cosas que pueden haberte contado no sucederán de igual manera en tu caso.

2. APRENDE A RELÁJArTE

Una de las herramientas más útiles para lidiar con el proceso de parto es la relajación. Muchas clases de preparación para el parto o de yoga prenatal incluyen toda la información necesaria para ayudarte a aprender cuáles son las técnicas de relajación y cómo emplearlas durante el parto.

Se ha comprobado que es muy beneficioso poder relajarse durante el proceso y esto actúa positivamente en tu percepción de la intensidad de las contracciones.

3. CONTROLa TU RESPIRACIÓN

Aprender técnicas de respiración y cómo controlarla te ayudarán a concentrarse y sobrellevar más fácilmente las contracciones de parto, así como también mantenerse calmada y colaborativa durante el proceso.

Un beneficio adicional muy importante: respirar correctamente hará que aumente la cantidad de oxígeno que llega a tus músculos y a su bebe.

4. INCLUYE OTRA PERSONA

Contar con alguien de apoyo puede ser de mucha ayuda para sobrellevar de manera más cómoda todo el proceso de parto, procura tener un respaldo en esa persona de su absoluta confianza que pueda ayudarte en todo lo que necesite.

Buenas opciones son tu pareja, amigos cercanos, tu madre, hermanos, etc. Una persona que te aporte tranquilidad y confianza que desee acompañarte en el proceso de recibir a tu bebé y quizás hasta en la preparación previa.

5. USA AROMAS ASOCIADOS

Especialistas han demostrado que cuando practica técnicas de relajación y respiración mientras aspira un olor agradable en específico, usted crea una conexión con esa sensación.

El olor a coco, lavanda, vainilla o cualquiera de su agrado pueden ser muy positivos, en el momento en que usted inicie el proceso de parto podrá mantener ese olor cerca en la Sala de Parto y su cerebro asociará el olor con el estado de relajación aprendido de manera inconsciente.

6. PROCURA MASAJES

El masaje estimula al cuerpo a liberar endorfinas, químicos naturales que produce su cuerpo que eliminan el dolor. Las endorfinas son responsables del bienestar que se siente después de hacer ejercicio o un buen ataque de risa.

Durante el trabajo de parto, el masaje te acerca emocionalmente a la persona que cuida de ti. El tacto te puede hacer sentir mejor y hacer frente a las contracciones de manera más fácil. 

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa