¿Tienes el Síndrome del Nido?

Que no te sorprenda si estás en los últimos días de tu embarazo y te dan unas ganas inmensas de poner todo en orden para la llegada de tu bebé. ¿De dónde sacas tantas fuerzas? Hay una explicación para eso y se llama Síndrome del Nido.

El síndrome del nido o instinto de anidamiento es un estado de hiperactividad que caracteriza a la última etapa del embarazo y es más frecuente en las mamás primerizas. Su nombre viene del hecho de que las hembras de varios animales antes de parir preparan el nido para acoger a la nueva camada. Se da como un reflejo de la ansiedad de la mamá por ya tener al bebé en sus brazos y ocurre entre el quinto y noveno mes de embarazo, pero no te preocupes si no te sientes así: no todas las mujeres experimentan este instinto.

¿Qué hacen las mamás que lo sienten?

La hiperactividad que acompaña a este síndrome hace que:

  • Acomodes de arriba a abajo su cuarto
  • Pongas todo lo necesario en la pañalera para el hospital
  • Limpies la casa a fondo
  • Quieras comprar todo lo que encuentras para el bebé

Peero… ¡toma precauciones!

Sabemos que quieres tenerlo todo listo, pero recuerda que la última etapa del embarazo también puede ser una de las más delicadas:

  • No levantes cosas pesadas, pide ayuda a tu pareja
  • Si vas a limpiar, aléjate de los aerosoles, thinner o sustancias tóxicas
  • Ten mucho cuidado si te vas a subir a un banco. De preferencia pide que alguien te ayude para que no sufras un accidente
  • ¡Ahorra energías! Tu cuerpo gasta calorías, seguro no estás durmiendo bien y no debes mal pasarte. Guarda la energía que necesites para que cuando nazca tu bebé, estés mejor que nunca
  • Si sientes que estás muy ansiosa, aprende a tejer, lee los mejores libros para ser mamá u organiza fotos
  • No comas cosas que te pongan más nerviosa: aléjate del café, chocolate y comidas condimentadas y grasosas.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa