Trucos para facilitarte las Labores del Hogar

Las labores domésticas a veces se tornan tediosas. Todavía más si tienes poco tiempo para realizarlas. Hoy te ayudamos a resolver contratiempos que se presentan todos los días ahí en tu casa.

1. Afilar tu cuchillo: Si necesitas pelar algunas papas para la cena o bien realizar algún corte especial en la carne, pero tu cuchillo tiene poco filo, no te preocupes. Busca una caja de fósforos y deslízala por la hoja del cuchillo. ¡Te quedará un instrumento ideal para cortes!

2. Uso de vinagre: ¿Sabías que los suavizantes provocan que tus toallas pierdan capacidad de absorción? Pues si no lo sabías, ya estás enterada. A la hora de lavar las toallas, coloca vinagre y déjalas reposar. Luego lava con suficiente agua y jabón como de costumbre.

3. Destapar tu lavaplatos: Cuando dejas ir cáscaras o residuos de comida por el drenaje de tu lavaplatos, este se atasca. Para lograr remover ese “tapón” de basura solo necesitas una taza de bicarbonato de sodio, una de vinagre blanco y otra de alcohol. Mezcla y agrega agua hirviendo cuando deje de hacer efervescencia. Déjala ir por el drenaje de tu lavaplatos y no abras el grifo del agua hasta después de 30 minutos.

4. Comida fresca: Si tienes problemas para guardar tu sándwich, entonces coloca algunas hojas de lechuga sobre papel aluminio y envuélvelo. ¡Permanecerá superfresco!

5. Adiós a las manchas: Los desodorantes son ideales para mancharte tus prendas. Elimina esas manchas al pasar una esponja seca encima de ella. ¡Hazlo, verás resultados!

6. Utensilios limpios: Uno de los equipos más complicados de limpiar en tu cocina es la licuadora, más si trituras frijoles. Para que quede muy limpia, licua cubos de hielo, agua tibia y detergente.

7. Manchas de bolígrafo: Sucede en la mayoría de las casas. Tu sofá tiene tinta de bolígrafo. Para eliminar esa tinta, moja una esponja con vinagre blanco y friega por encima.

8. Elimina el olor de las medias: Si tienes medias que con nada se les quita el mal olor, tranquila; solo necesitas remojarlos con agua y vodka. ¡Aunque no lo creas!

9. Helado suave: ¿Te pasa que al guardar tu helado en el congelador este se pone más duro cuando ya ha sido abierto? Lo más probable es que sí. Para que eso no te suceda, guárdalo en una bolsa plástica.

10. Desinfecta tu esponja de cocina: Evita que este artículo tan útil para lavar platos, ollas y sartenes se llene de bacterias. Déjala al menos 3 minutos en remojo con agua de cloro.

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa