Verdad o reto, conozca el juego de moda entre adolescentes. |@DraAISQUEL

Desde hace unos 2 o 3 años, ha estado en el Topline de las fiestas y reuniones de adolescentes “VERDAD O RETO”, un juego en grupo preferiblemente mixto, donde chicos y chicas entre 10 a 16 años comienzan a sexualizar y conocerse de una forma muy rápida, en cuestión de horas es posible saber públicamente frente al resto de los participantes mucho de quien eres, como besas y más. Tal vez, no sabes cómo se llama o que estudia el chico frente a ti, pero si a cuantas chicas a besado o peor aún, de qué color es su piel debajo de su ombligo.
Colocan preguntas personales en un vaso y en otro vaso colocan actividades o retos que se serian a ojo de todos ¨SUS PRIMERAS EXPERIENCIAS SEXUALES GRUPALES¨, se sientan en rueda y revuelven los papelitos de los vasos, el que está en turno mete la mano en la verdad, pero si la pregunta es intimidante para el jugador o sencillamente aburrida, en el caso de los más atrevidos, pasan al Reto! El que podría ser: desde ofrecer un Shoot de Vodka u otro licor, esto para ayudar a los novatos en el juego a sentirse en mayor confianza para los retos que vendrán el resto de la noche, tales como:
• DALE UN BESO EN LA BOCA A…
• TOCA CON TUS LABIOS LOS LABIOS DE TU MEJOR AMIGA…
• TOCALE POR 3MIN LOS GLUTEOS A…
• DEJALE UNA MARCA EN EL CUELLO CUANDO LO BESES A…
• BAJA EL CIERRE DEL PANTALON Y BESALO DEBAJO DEL OMBLIGO…

Aclaro que publico los “Retos” más suaves que he escuchado, porque quiero decirle a los padres y madres, representantes y ó responsables, que este juego pudiera ser sano, divertido, productivo y creativo si fuese supervisado por nosotros el material que consumen nuestros hijos desde hace mucho antes de la llegada de la pubertad.
CUAL ES EL PROBLEMA?
La erotización de la infancia a través de juguetes, publicidad, ropa, música, videos, dibujos animados, entre otros que podríamos llamar Tendencia Hipersexualizadora, es a la que sucumben nuestros niños desde escasos 1 o 2 años en adelante y los hacemos más vulnerables ubicándolos como objetos sexuales ante la mirada de los Pedófilos.
Los vemos bailando un Regueton o “un Perreo” y llegan hasta el suelo moviéndose con pasos de sexo explícito, adicional a esto la industria del comercio se encarga de hacer ropa ajustada, ceñida al cuerpo, minifaldas, vestidos cortos, shorts, plumas y lentejuelas, tacones y botas, es decir ropa de adultas en talla de niñas, con una frase publicitaria “VESTIRLAS COMO SE VISTE LA MAMA”, con lo que a través del juego, la gracia penetre la idea y así se infiltre el concepto de poder adelantar el desarrollo sexual psicoevolotivo de nuestros hijos cuando los vestimos, cuando le compramos juguetes, cuando los dejamos ver series televisivas y páginas web con material alusivo a este tema, con la música que le colocamos a escuchar, entre otros.
Otra situación son los juguetes sexistas, entonces vemos la cocina para la niña en una presentación rosa y la caja de herramientas para el niño en una presentación azul, como si no hubiesen hombres cocinando o mujeres cambiando un bombillo en casa, lo que nos ubica más en roles que otros creen que debemos desempeñar.
Durante 6, 8 o 10 años entrenamos a nuestros hijos jugando hacer adultos y en eso llega la pubertad. Llegan las hormonas y la formación de los caracteres secundarios del desarrollo de su cuerpo; inevitablemente muchos probaran el sexo antes de cumplir la mayoría de edad, peor aún serán inducidos por moda o presión social tendencias sexuales incorrectas.
La maduración psicosexual precoz hace que los niños pierdan una etapa de su vida importantísima de su infancia y conlleva la adopción de conductas sexuales riesgosas, tales como: promiscuidad, abandono de métodos anticonceptivos y sexo seguro.
El precio de potenciar el atractivo sexual de nuestros hijos desde muy niños, incluso con películas inocentes de castillos y princesas donde los valores de belleza son más importantes que valores como gratitud y honestidad, son más caros de lo que nos podemos imaginar; consecuencia , los lanzamos a un mundo de adultos siendo niños, donde no tendrán estrategias oportunas y asertivas para manejarse cuando afronten problemas de adultos; tales como, complejos físicos, baja autoestima, rupturas amorosas, traiciones de amigos, embarazo precoz, enfermedades de trasmisión sexual, abuso de drogas y alcohol. Situaciones devastadoras para nuestros adolescentes, quienes podrían padecer de ansiedad, depresión, anorexia, bulimia y finalmente suicidio.

QUE PUEDEN HACER LOS PADRES:

• Los padres deben procurar estar al tanto de las revistas que leen sus hijos, los programas que ven, la música que oyen y de las webs que visitan. Si el contenido no les parece adecuado se debe hablar de ello y escuchar lo que ellos tienen que decir al respecto.
• Es útil procurar ver la tele con ellos y ejercer la crítica de las actitudes que no se consideran correctas, así como los motivos. Desmontar los personajes de sus programas favoritos, explicarles que son guiones que no son así en la vida real, incluso ver películas con ellos y preguntarles cosas como ¿cuál fue tu personaje favorito? ¿cómo hubieses hecho tú el final de la película si este final no te gusto?
• Hay que ser explícito y claro, explicar por qué algunos programas no valen la pena verse, no son educativo o más bien promueven bullying, incluso con la forma de vestirse es importante explicarles porque si o no deben ponerse una ropa especifica.
• Es común que los niños, niñas y adolescentes se sientan presionados por la moda, los medios de comunicación o los amigos a la hora de adoptar conductas. Hay que ayudarles a escoger acertadamente dentro de las tendencias y recordarles que ellos serán lo que quieran ser, lo cual es lo más importante.
• Es recomendable tratar de encauzar a los hijos hacia actividades que hagan énfasis en el talento y en otras habilidades diferentes a la mera estética. En este sentido, el deporte y la música, el arte culinario, el dibujo, entre otros.
• Hablar de sexo con los hijos no es fácil para todos los padres, pero es necesario hacerlo y cuando esto se haga debe hacerse con naturalidad, dentro de una vida saludable. Desde los tres años ya se puede empezar a comentar temas sexuales con los niños, explicarle que sus genitales son solo de ellos y pertenecen a su privacidad, la cual no comparten con nadie, no deben ver a sus padres desnudos después de los 3 años.
• Es necesario que las niñas sepan que las muñecas, los dibujos animados, los personajes de los videojuegos y lo que ven en la mayoría de los anuncios publicitarios no es real y que los propósitos de esos personajes son comerciales, económicos y populistas
• Y lo más importante es el ejemplo, puesto que los hijos son el reflejo de lo que aprenden de sus padres.

Dra. Aisquel Machado
Médico-Psiquiatra Terapeuta PNL
REDES
INSTAGRAM @DraMachado
FACEBOOK DRA AISQUEL MACHADO
TWITTER @DraAISQUEL

Debes haber ingresado en tu cuenta para comentar Ingresa